En qué consiste la terapia.

Una terapia es un proceso que se desarrolla en el marco de un espacio seguro para explorar, experimentar y crecer, tomando conciencia y abandonando conductas que en algún momento dejaron ser funcionales y comenzaron a generar malestar.

Suele ser un proceso en ciertos momentos doloroso, pero liberador y enfocado al autoconocimiento de manera que se acepte lo inmodificable y se generen nuevos patrones que posibiliten un bienestar integral en la persona

Nuestra forma de entender la psicoterapia parte de un enfoque integrador de los principales paradigmas de intervención psicológica (Cognitivo-Conductual, Sistémico, Psicodinámico, Gestalt…) donde el tratamiento se hace a medida de la persona.

En nuestra manera de entender el trabajo y el mundo integramos la perspectiva de género.

Funciones y objetivos.

La psicoterapia consiste en:

· Identificar patrones conductuales que generan malestar.
· Fomentar hábitos saludables.
· Reflejar aquellas variables que mantienen la situación desadaptativa.
· Facilitar la comprensión holística de la persona.
· Promover la motivación y el cambio.
· Ayudar en el proceso de regulación emocional.

Lo que no forma parte de nuestra manera de entender la terapia es:

· La resolución de problemas unilateralmente, trabajamos de manera conjunta para encontrar soluciones.
· El enjuiciamiento a la persona ni a su conducta. Aceptación incondicional.
· La toma de decisiones en lugar de la persona. Cada cual asume las obligaciones de su propia vida y su cuidado.
· El consejo sobre qué hacer. La persona valora sus alternativas y decide qué hacer.

En qué casos es recomendable.

No siempre puede hallarse un detonante claro de una situación de malestar psicológico. En ocasiones incluso, la persona que atraviesa dicha situación tiene dificultades para explicarse qué le sucede, aunque es consciente de que algo no marcha bien. El mejor criterio para saber si se debe solicitar ayuda profesional es la presencia de un malestar más intenso o más duradero de lo habitual junto con la dificultad para manejarlo por uno mismo. En determinados casos, es el entorno de la persona, sus allegados quienes padecen este malestar, y no tanto el propio afectado, que puede que en ese momento no cuente con capacidad o recursos para identificar qué le está sucediendo (por ej. En casos de consumo de sustancias es muy habitual que el afectado directo no sea capaz de reconocer su problemática).

Si tienes dudas acerca de que puedas estar atravesando por una situación de estas características o de que lo pueda estar haciendo algún ser querido, puedes contactar con nosotras y trataremos de orientarte.

Áreas de intervención.

· Ansiedad y alteraciones del estado de ánimo: Estrés, fobias, malestar, insatisfacción, tristeza, duelo, problemas de adaptación…
· Autoestima, inseguridad.
· Conductas adictivas, obsesiones y control de impulsos: Sustancias (cocaína, alcohol, THC…), juego patológico, adicción a la comida y otros trastornos de la conducta alimentaria, dependencia emocional…
· Problemas relacionados con dolor.
· Problemas de pareja: crisis, deterioro, celos, superación de rupturas.
· Familias: hij@s, ciclos vitales…

Modalidades.

· Individual.
· Pareja.
· Familia.
· Grupos.

  • ¿Necesitas que te llamemos?

    Deja tu número de teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
    ACCEDER
  • BLOG

    Aquí encontrarás más información util sobre terapias, emociones, actividades.
    ACCEDER
  • Horario Laboral

    • Lunes - Viernes
      10.00 - 22.00

Información de Contacto

Escribe y deja tu número de teléfono si deseas que te llamemos.